+34 91 504 69 49 info@isseimi.es

Cómo mantener una piel joven y sin arrugas

Cómo mantener una piel joven y sin arrugas

Cómo mantener una piel joven y sin arrugas

como mantener la piel joven

¿Cuántas veces te has preguntado cómo mantener una piel joven y sin arrugas? Por desgracia, aun no existe la fuente milagrosa de la eterna juventud, pero los dermatólogos nos ofrecen varios consejos para lucir una piel juvenil durante mucho más tiempo. ¿Quieres conocerlos? Pues sigue leyendo:

Trucos para mantener una piel joven y sin arrugas

Si bien los cambios epidérmicos pueden comenzar tan pronto como los 20 años, el proceso se intensifica alrededor de la menopausia para las mujeres. Independientemente del sexo, la piel se vuelve más delgada, más cetrina y menos elástica.

Estos cambios son solo signos normales de envejecimiento, pero el uso de una rutina de cuidado diario puede atenuar o retrasar su aparición. Los tratamientos con factores de crecimiento muestran buenos resultados en ese sentido.

Pero antes de utilizar cualquier cosmético necesitas conocer tu tipo de piel para comprar productos que respondan a tus necesidades específicas. La persona más adecuada para darte esa información es un esteticista.

El envejecimiento de la piel tiene dos factores: intrínsecos y extrínsecos. Los primeros se deben a los genes y por tanto no se puede evitar, pero los segundos se deben al ambiente y al estilo de vida. Lo más eficaz para preservar la piel es asegurarse de protegerla de los rayos UV. En particular, la variedad UVA es la que exacerba el envejecimiento,

La recomendación es usar protector solar de forma habitual. Recuerda que los rayos del sol también entran por las ventanas, así que salvo que estés en una sala oscuras, sueles estar expuesto a ellos en mayor o menor medida.

Fumar y las dietas ricas en azúcar también pueden pasarte factura. La nicotina reduce el flujo de sangre a la piel y otras sustancias químicas en los cigarrillos alteran sus proteínas. Por si fuera poco, las moléculas de azúcar se unen a esas proteínas, lo que hace más difícil reparar el daño. Si bien no hay por qué eliminar el azúcar de raíz, si conviene moderar su presencia en la dieta.

Por último, Las personas mayores son más susceptibles a la piel seca, en parte porque a medida que envejecemos, nuestras glándulas producen menos sebo que antes (el sebo se encarga de mantener hidratada la piel). Este problema puede ser especialmente pronunciado en la parte inferior de las piernas, los codos y los antebrazos, dónde puede provocar picor, agrietamiento y sangrado. La aplicación de crema hidratante a diario te ayudará a sentirte más cómodo y mantener la piel turgente.

Author Info

Isseimi

No Comments

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR