Korpo Slim

Se trata de un tratamiento corporal basado en unas enzimas termoestables (lipasas) que ayudan a evacuar los ácidos grasos del adipocito para que se puedan degradar más fácilmente. Dichas lipasas son termoestables, con lo que se recomienda combinar con aparatología (galvánica o radiofrecuencia).

EL PROTOCOLO

Paso 1: Peeling

Se realiza un peeling corporal para hacer la piel más permeable. Se realiza en dos fases. Una primera, con un Peeling químico que consigue despegar las células muertas de la piel; y una segunda fase, con otro Peeling físico (compuesto por sal y arenas volcánicas), que arrastra las células muertas despegadas.

Paso 2: Activación del sistema linfático

Se activa el sistema linfático del organismo para favorecer la circulación, el drenaje y movilización de las grasas.

Se comienza activando el plexo solar, para seguidamente activar los puntos de drenaje según diagrama.

Paso 3: Reducción/Drenaje:

Se aplica la Crema Korpo Slim, de efecto reductor; o el Gel Korpo Slim de efecto drenante, en función de lo que queramos conseguir en nuestra piel. Se aplicará por cuadrantes en la zona a tratar aplicándolo siempre con aparatología, que potencia el efecto reductor o drenante de los productos. Se emplea durante 5 minutos en cada área.

El tratamiento finaliza con una crema final aplicándola con masaje.

Es imprescindible en este tratamiento continuar con la crema o gel como tratamiento domiciliario entre sesión y sesión.

Desde ISSÉIMI recomendamos una dieta equilibrada, hacer deporte y en general llevar un estilo de vida activo para que los resultados sean satisfactorios.