Blog

Qué es vitíligo causas y tratamiento

causas-vitiligo

 

Las manchas claras en la piel características del vitíligo suelen tener una gran repercusión psicosocial en aquellos que la padecen. No existe cura para esta afección de la piel pero hay tratamientos con buenos resultados.

 

¿Qué es vitíligo?

También llamada leucodemia es una enfermedad que afecta a la pigmentación de la piel apreciándose un color más claro de lo normal, esto es debido a la destrucción de los melanocitos de la epidermis. Afecta a casi el 3% de la población, más frecuente en mujeres que en hombres y no demuestra preferencia por ninguna raza. Se puede iniciar a cualquier edad, pero de forma general aparece antes de los 20 años o después de los 50.

Vitíligo es una enfermedad con gran repercusión psicosocial ya que afecta a zonas visibles del cuerpo resultando muy difícil esconder las lesiones, acarreando complejos, fobia social o incluso depresión. Las partes en las que aparece con mayor asiduidad son las manos, los pies, las rodillas, los codos y el rostro. No es una enfermedad contagiosa ni de gravedad, pero sí a tener en cuenta sus cambios.

¿Cuáles son las causas del Vitíligo?

La falta de coloración se debe a la muerte de los melanocitos, células que fabrican melanina, sustancia que da color al pelo y la piel. Se desconoce la causa de esta desaparición celular, aunque existen varias teorías sin pruebas concretas.

  • Problemas con el sistema inmunitario, trastornos de las defensas del organismo, estrés, enfermedad inmunodepresora o cirugía. Factores que evitan la formación de ciertos anticuerpos y la proliferación de otros que actúan en contra de las células creadoras de melatonina.
  • Enfermedad hereditaria, no es una teoría fiable porque no ha sido comprobado todavía, algunas personas que padecen vitíligo lo tienen igual de localizado que padres y abuelos.
  • Factores neurovegetativos, se estima que hay una relación entre el vitíligo y los neurotransmisores que altera la producción de las células que producen la melanina. Algunos de estos causantes son el estrés, problemas de tiroides, cambios hormonales, trastorno por enfermedades como la diabetes, etc o heridas.

 

Síntomas y tipos de Vitíligo

El vitíligo se presenta en manchas asimétricas que en algunos pacientes se describe como bicrómico, tricrómico, cuadricrómico en función del color que adquiere la piel entorno a la mancha blanquecina que pueden ser variables entre la mancha y el tono de piel normal. Dicho tipo de manchas suelen aparecer en situaciones de estrés, tensión emocional, traumatismo localizado o quemaduras solares.

Con cierta frecuencia produce también síntoma de alteración auditiva en 20% y entorno al 40% alteraciones en los ojos por afectación secundaria de los melanocitos.

Existen varios tipos de vitíligo según su forma de aparición:

  • Localizado, en manos o rostro es el más habitual.
  • Segmentario, sigue el recorrido de un nervio o dermatoma, aparece como líneas a lo largo de la piel en un lado del cuerpo, sin extenderse más allá de la región inicial.
  • Generalizado, en varias zonas corporales próximas entre sí.
  • Disperso, distintas zonas alejadas unas de otras
  • Universal, por toda la superficie del cuerpo con afectación a las mucosas, acompañando lesiones más extensas con mayor progresión en estos casos.

 

Tratamiento del Vitíligo

A día de hoy no se conoce un tratamiento definitivo para el vitíligo que sea satisfactorio, pero se han conseguido bastantes avances con resultados notables, siendo cada tratamiento específico para cada paciente según su nivel de afección. El tratamiento no influye en la evolución del trastorno en cuestión.

  • Fotoprotección, mediante cremas solares o con ropa para evitar quemaduras que agraven la formación de más lesiones. Las cremas solares además de proteger, limitan el bronceado de la piel sana, consiguiendo un tono más uniforme que consiga evitar las manchas. Se puede acompañar de técnicas de camuflaje como maquillaje o autobronceadores, que no son dañinos para la piel con vitíligo.
  • Dieta rica en frutas y vegetales, rica por tanto en vitamina C que funciona como un potente antioxidante y fotoprotector.
  • Corticoides, tratamiento tópico y valorando siempre los efectos secundarios o con combinaciones de kellina, calcio y pseudocalatasa con rayos UVA y UVB con resultados visibles.
  • PUVA oral (fotoquimioterapia), efectiva en pacientes mayores de 10 años logra repigmentaciones hasta en el 50% de los casos. Consiste en la ingesta de psoralenos dos horas antes de la exposición a rayos UVA, en sesiones de 2-3 por semana cada 6-18 meses. Eficacia probada del 80% pero no en lesiones genitales, manos y pies. Efectos adversos como náuseas, molestias digestivas, sequedad y envejecimiento de la piel.
  • Despigmentación como objetivo unificar el color de la piel normal, blanqueándola mediante cremas con monobenciléter de hidroquinona al 20% dos veces al día. Tarda 2-3 meses en dar resultados y hasta 12 o más para completarlo. La piel del enfermo se torna blanco tiza similar a las lesiones de vitíligo. Proceso irreversible con también efectos adversos, como sequedad, picor, enrojecimiento e incluso dermatitis.
  • Técnicas quirúrgicas. El vitiligo segmentario tiene un alto porcentaje de respuesta positiva a la técnica quirúrgica del microinjerto autólogo de melanocitos. Este método, desarrollado fundamentalmente por Andreas Overbeck, cirujano alemán especialista en vitiligo, combinado con estimulación con luz UVB logra repigmentaciones en un 95 % de los afectados. Parece ser que en casos de vitiligo segmentario, al día de hoy, es la técnica más eficaz.

La evolución del vitíligo es muy variable. En 3 de cada 10 personas afectadas de vitíligo no existe una respuesta satisfactoria a los tratamientos previamente expuestos. Frente a casos que permanecen estables durante años, hay otros con una progresión más rápida. Pero en la mayor parte de los casos su curso es lentamente progresivo durante varios años, hasta que finalmente se estabiliza.

 

que-es-vitiligo

Remedios para tratar el vitíligo

Como hemos visto los tratamientos pueden ser costosos y con poca eficacia o necesitan mucho tiempo para ver los resultados. Por este motivo la mayoría de los pacientes los abandonan al poco de empezar. Las terapias para restaurar el pigmento son invasivas, dolorosas y caras además de no existir muchos profesionales cualificados para dichos tratamientos.

Pero hay remedios naturales que pueden mejorar el aspecto del vitíligo entre ellos los siguientes:

  • Aceite de onagra, planta medicinal de gran utilidad para la piel por la protección e hidratación que aporta. Alivia el dolor y la inflamación, restaura la piel reseca, disminuye la aparición de arrugas y retrasa los efectos de la vejez.
  • Aloe vera, son bien sabidas las propiedades de esta planta para con la piel, simplemente tendrás que pelar el gel de su interior y pasarlo por las zonas afectadas por la leucodemia. Se aconseja hacerlo todos los días antes de dormir.
  • FP y ropa protectora, no es tanto un tratamiento sino un remedio para evitar agravar la situación. La zona afectada no tiene barrera natural y los rayos UV son muy dañinos. Para evitar quemaduras graves, protégete con un factor elevado de 40 FPS o más, sirven también los bloqueadores solares como los de los bebés o personas con piel sensible.
  • Equilibrio mental, reducir los niveles de estrés que sigue siendo la causante del agravamiento de ésta y otras muchas enfermedades. Realizar un ejercicio cuerpo-mente como yoga o pilates, mantener rutinas establecidas sin excesos, dormir las ocho horas recomendadas son algunos de los consejos para reducir el estrés y mantener un equilibrio emocional estable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *