Blog, salud

Causas y remedios para el picor de piel o prurito

remedios-picores

 

Una sensación de piel irritada que provoca que tengamos ganas de rascarnos con más frecuencia. Todos lo hemos sufrido alguna vez, además de la descripción, aparece en zonas concretas y en todo el cuerpo de forma generalizada. Se puede producir por muchas causas tanto internas del organismo como externas por contacto con algún tejido o sustancia.

 

¿Cuáles son los síntomas del prurito?

De intensidad variable, el prurito puede generar un dolor de baja intensidad de duración más o menos continuada (espontánea o duradera). Junto con este picor, picazón o comezón pueden aparecer diversos síntomas como rojez, inflamación, ampollas, sequedad excesiva, caspa o descamación en la piel. Puede incluso ir acompañado de diferentes síntomas generales como pérdida de peso, fiebre o caída del cabello, entre otros.

Científicos de Estados Unidos han encontrado la molécula que se libera en la médula espinal y que transmite la sensación de picor al cerebro. En experimentos con ratones, han observado que, eliminando dicha molécula, denominada BNP (péptido natriurético B), o la célula nerviosa receptora, los animales dejaban de rascarse. El estudio demuestra además que el picor es una sensación distinta al dolor. Hasta ahora se pensaba que era dolor de baja intensidad.

 

¿Por qué pica la piel?

Los picores de la piel pueden ser debidos a varias causas externas o internas, os hacemos un listado de las más comunes.

  • Piel seca; la causa más habitual junto con la piel irritada, una sequedad extrema causa muchos picores en personas con piel atópica o personas mayores de edad que no existe tanta secreción de lípidos y aparece este problema.
  • Alergias: estas reacciones al contacto de alimentos, ambiente o animales, se estima que es por contacto y la persona sufre una reacción que puede ser de forma externa sobre la piel, en ojos y oídos más molesta.
  • Piel irritada; por problemas cutáneos como la dermatitis seborreica, psoriasis, eczemas, liquen plano, caspa o foliculitis.
  • Infecciones; varicela, rubeola o sarampión son algunas de las infecciones generalizadas, también se pueden encontrar infecciones por hongos como el pie de atleta, la cándida, o víricas como el herpes.
  • Enfermedades; generalmente los picores son causados por problemas hepáticos como cirrosis, hepatitis, problemas renales como la anemia o problemas de tiroides. Se suele dar también en casos de hemorroides y diabetes. Así como algunas enfermedades de transmisión sexual como la tricomona.
  • Problemas psicológicos; ansiedad y estrés son los síntomas y motivos por los que puede aparecer el prurito. Se presenta como un tic nervioso o por la depresión o falta de sueño.
  • Embarazo: durante el ensanchamiento de la piel en la zona del abdomen aparece debido al estiramiento, es síntoma de estrías aunque también puede ubicarse de forma localizada en eczemas de brazos, piernas o abdomen.
  • Menopausia: debido al descenso de las hormonas femeninas como los estrógenos y la progesterona se segregan muchos menos lípidos y puede ocasionar picores.
  • Insectos, parásitos y animales produce casi siempre picazón en la zona donde hacen su ataque, pues su mismo veneno produce ampollas y reacción inmune de la piel y empeora cuando nos rascamos. Los ácaros también pueden provocar este picor, al igual que los piojos o parásitos intestinales.

 

picor-piel

 

¿Qué es lo que no debemos hacer?

Evidentemente, no rascarse más. Controlar el picor consultando al médico de cabecera y seguir los siguientes consejos:

  • No frotarse y cortarse las uñas o incluso usar guantes para no rascarnos o lesionarnos la piel
  • Vestir ropa fresca, limpia y cómoda
  • Usar poco jabón, retirándolo completamente en la ducha o baño con agua fresca aplicando directamente loción antes del secado.
  • Tomar baño de avena que calma la piel, avena coloidal la podemos encontrar en farmacias y herbolarios.
  • Aplicarse cremas hidratantes a menudo con alto contenido en lípidos para mantener el contenido de agua natural de la piel.
  • Compresas frías en las zonas localizadas, e incluso hielo para insensibilizar la zona y con ello la sensación de quemazón.
  • Evitar calor excesivo, humedad o ambiente muy seco
  • Descansar y hacer actividades que relajen y distraigan, como el yoga o la acupuntura que vienen muy bien.

 

Remedios Farmacológicos para el picor de piel

Siguiendo los consejos anteriores evitaremos provocar sobre nuestra piel ampollas o heridas que podrían infectarse. Lo preferible es acudir a la farmacia o de urgencia al hospital en caso de extrema gravedad.

  • Corticoides tópicos, el fármaco más utilizado para disminuir la inflamación y la reacción inmune del picor frente a cualquier causa a base de hormonas, por lo que se recomienda no abusar.
  • Anestésicos locales, suelen ser pomadas con lidocaína o benzocaína que aliviará al insensibilizar la zona.
  • Inhibidores de la calcineurina, pomadas como alternativa a los corticoides, aunque no son efectivos si la zona no es muy amplia.
  • Antihistamínicos, vía oral y sobre la piel que disminuyen la reacción alérgica del cuerpo frente a lo que está en contacto inflamando la piel.
  • Antiparasitarios, este tipo de fármacos se formulan bajo prescripción médica.
  • Antidepresivos, tema controvertido pues las personas que toma inhibidores como la serotonina notan picores y sequedad en la piel. También metemos en esta categoría los relajantes como los benzodiacepinas.
  • Loción de calamina, una loción muy calmante y apropiada para irritaciones o sarpullidos, alternativa muy usada a los polvos de talco.
  • Pirioctolamina, componente para picores en el cuero cabelludo, suelen llevarlo champús y lociones.
  • Pantenol, adecuado para el cuero cabelludo, irritaciones solares y quemaduras.

 

remedios-picor-piel

Remedios caseros para el picor de piel

Con estos remedios caseros podemos aguantar los picores hasta ir a la farmacia o al médico de cabecera.

  • Bicarbonato de soda, aplicado a modo de cataplasma con un poco de agua o simplemente añadiéndolo al baño ayuda a calmar los picores neutralizando el pH ácido que puede irritar la piel.
  • Avena coloidal, extraída del salvado es altamente calmante de la piel y muy aconsejable en piel enrojecida o atópica. Al igual que el bicarbonato se puede aplicar en cataplasma o en el agua del baño, también frotando suavemente sobre la piel en la ducha.
  • Vinagre de manzana, tiene propiedades antisépticas y desinfectantes, lo usaremos con la piel muy quemada, se añade al baño o a modo de tónico en zonas donde la picazón es extremada empapándolo en un algodón.
  • Aloe Vera, su extracto es un gran antiinflamatorio, aunque lo mejor es usar directamente el gel extraído de las hojas de la planta aplicando directamente su efecto calmante, las formulaciones en gel suelen llevar alcohol por lo que puede secar aún más las pieles secas.
  • Aceite de menta, tiene una doble acción, calma y nos aporta sensación de frescor. Si lo aplicamos en forma de aceite nos ayudará a mejorar la sequedad en la piel, también en unas gotas en la bañera. El alcanfor actúa de la misma manera.
  • Albahaca, el aceite esencial de esta planta tiene propiedades anestésicas, contiene además eugeno, ecaliptol y timol. Se aplica al impregnar algunos paños o gasas directamente donde hay picores. Puedes poner también unas hojas de albahaca y cubrirlo con un paño húmedo y aclarar una vez pasados los picores.
  • Tomillo, el agua de tomillo muy calmante con propiedades parecidas a las de la albahaca.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *