+34 91 504 69 49 info@isseimi.es

La historia de la industria cosmética desde sus orígenes

La historia de la industria cosmética desde sus orígenes

historia de la industria cosmetica

El ser humano sintió desde muy pronto el deseo de embellecerse. Por eso la historia de la industria cosmética se remonta a las primeras civilizaciones. Hoy hacemos un repaso por esa historia. ¿Nos acompañas?

Historia de la industria cosmética

Todo comenzó hará unos 12.000 años, cuando los antiguos egipcios descubrieron las propiedades curativas de los aceites perfumados. La primera evidencia arqueológica de cosméticos proviene de las tumbas excavadas del antiguo Egipto los faraones, pero los historiadores están convencidos de que los primeros cosméticos naturales hechos fueron utilizados por nuestros antepasados prehistóricos mucho antes del surgimiento de las civilizaciones modernas.

A partir de ese momento, su industria cosmética elevó más y más hasta el punto cuando se convirtió en parte importante de su religión. En esa época casi todo el mundo usaba aceites, lápices de ojos, y productos similares para mejorar su aspecto. A pesar de que algunos de los ingredientes eran venenosos, el encanto de la cosmética no disminuyó, y pasó de Egipto a Grecia y a Roma.

Allí la cosmética alcanzó gran popularidad, pero era vista por muchos como una extravagancia. En Roma, hubo un período en que las mujeres no eran bellas si no usaban cosméticos. Esto condujo a la inflación de los precios, y a que algunas mujeres ricas gastasen grandes sumas de dinero en traer cosméticos caros desde la India y Oriente Medio. Para combatir este problema, el senado romano promulgó una ley (de corta duración) que impedía las exposiciones públicas de los productos cosméticos y ropa femenina extravagante en todas las ciudades de la República Romana.

La Edad Media europea fue el momento en que los cosméticos casi desaparecieron del mapa.  Debido a la tradición de las prostitutas de usar cantidades excesivas de cosméticos para ocultar su edad y exagerar su belleza, cundió la idea de que el uso de cosméticos no era decente, y solo los usaban los paganos y adoradores de Satanás.

Las cosas empezaron a cambiar después de las Cruzadas, cuando los soldados europeos  volvieron a casa trayendo nuevos productos cosméticos. Cuando llego el Renacimiento, los cosméticos encontraron un nuevo punto de apoyo, especialmente durante el reinado de Isabel I en Inglaterra, aunque su uso por parte de la población general era poco frecuente.

El amanecer de uso cosmético llegó en la segunda parte del siglo XIX, con la Revolución Industrial y los grandes avances en Química. Con precios mucho más bajos e ingredientes menos peligrosos para la salud, los cosméticos empezaron a ganar relevancia.  Algunos de los más famosos fueron la barra de labios (que simboliza la salud y la riqueza), el polvo facial de zinc (mucho más seguro que los anteriores polvos a base de plomo y cobre) y la sombra de ojos.

El punto de inflexión en la historia de la industria cosmética se produjo en 1920, cuando los productos cosméticos empezaron a comercializarse en masa y la industria se convirtió en económicamente viable. La gente cada vez quería más cosméticos, en parte gracias al tirón de las estrellas de cine, que los usaban para salir perfectos en sus películas.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la industria cosmética experimentó su segundo renacimiento. Hoy en día, la industria de los cosméticos es una empresa multimillonaria que se extiende a través de todo el mundo, encontrando siempre nuevas formas para sostener y asegurar su crecimiento.

Author Info

Isseimi

No Comments

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR