+34 91 504 69 49 info@isseimi.es

Efectos del sol en la piel: cómo proteger la piel del sol

Efectos del sol en la piel: cómo proteger la piel del sol

efectos del sol sobre la piel

Aunque no es lo más saludable, a todo el mundo le gusta mostrar un bonito bronceado durante los meses de verano. En ocasiones, el gusto por el sol se vuelve excesivo, exponiendo a la piel a sufrir alteraciones o enfermedades que pueden revestir diversos peligros para la salud. Por eso, es recomendable conocer los efectos del sol en la piel y cómo proteger la piel del sol, para poder disfrutar del verano sin preocupaciones.

Efectos del sol en la piel

El sol es necesario para la vida. Como todo, tomarlo en cantidades normales tiene efectos positivos tanto en la piel como en la salud en general, y abusar de su acción sobre la piel, tendrá efectos nocivos y peligrosos para la salud.

Efectos positivos del sol en la piel

Entre los efectos positivos del sol se pueden contar:

  • La piel adquiere un color tostado al reaccionar a los rayos incidentes del sol. Aunque se trata de un aviso de la piel ante una agresión, el bronceado no reviste ningún peligro por sí solo, siempre y cuando se realice de forma progresiva y sin abusar de la exposición al sol.
  • Ayuda a producir vitamina D en la piel. Aumenta la absorción de calcio y fósforo, de modo que favorece la síntesis de la vitamina D.
  • Aumenta la energía y vitalidad. Lo que se traduce en un mejor estado de ánimo y mayor facilidad a la hora de realizar diversas actividades.
  • Ayuda contra la depresión. El sol es un antidepresivo natural, equilibra el sistema nervioso y evade la mente de los problemas.
  • Estimula la producción de hormonas sexuales. Mejora la apetencia sexual, y por lo tanto, la intimidad entre las personas.

Efectos nocivos del sol en la piel

Sin embargo, una exposición prolongada y excesiva al sol tiene los siguientes efectos perjudiciales:

  • Reduce la elasticidad de la piel. Ya que los rayos penetran en las capas más profundas y queman las células de la piel, reduciendo la elasticidad con el paso del tiempo.
  • Quemaduras en la piel. Tanto en la piel como en capas más profundas, los rayos que inciden durante mucho tiempo en una misma zona, quemarán el tejido a todos los niveles.
  • Envejecimiento prematuro. La exposición al sol puede hacer que la piel envejezca de forma prematura, mostrando arrugas y manchas a edades tempranas.
  • Cáncer de piel. En el peor de los casos, las lesiones causadas por el sol pueden desembocar en cáncer de piel si no se toman precauciones.

Cómo proteger la piel del sol

Para evitar los posibles efectos adversos del sol, nada mejor que realizar una correcta prevención siguiendo algunos consejos básicos y aplicables para todos los casos.

Protector solar

Utilizar un protector solar adecuado es básico para cualquier persona. Siempre aplicándolo una media hora antes de la exposición al sol, y de forma generosa por toda la superficie de la piel.

Se aconseja repetir la aplicación cada dos horas de exposición solar, ya que hay determinados factores como el agua o el sudor que disminuyen el efecto de la crema.

Evitar exposiciones prolongadas

Incluso en un día de playa, es mejor descansar por momentos bajo una sombrilla o en el típico chiringuito. Los primeros días de sol, la exposición no debería superar los 15 minutos, y el incremento se debería hacer de forma paulatina, sin excederse.

También es recomendable evitar la exposición durante las horas centrales del día, ya que entre las 12 y las 16 horas los rayos son mucho más intensos y perjudiciales.

Protegerse igual en días nublados

Los rayos del sol penetran las nubes, por eso es de vital importancia aplicarse protector solar de amplio espectro todos los días en los que se vaya a estar muy expuesto al sol. También se debe utilizar protector en caso de estar bajo una sombrilla, ya que la arena refleja los rayos del sol. De igual forma, es importante utilizar gafas de sol para evitar los efectos adversos en los ojos.

Beber agua con frecuencia

Además de los efectos en la piel, la exposición prolongada al sol puede hacer que te deshidrates a causa del sudor excesivo. Por eso es importante beber agua de forma frecuente, que mantendrá tu cuerpo y tu piel hidratados para que evitar posibles problemas.

Ya conoces los efectos del son en la piel y cómo proteger la piel del sol. Solo falta que cojas la toalla y la sombrilla y te prepares para pasar un día estupendo en la playa o en la piscina. ¿Conocías todos los efectos del sol? ¿Cómo te proteges de la exposición solar? Déjanos tu comentario.

Author Info

Isseimi

No Comments

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR