+34 91 504 69 49 info@isseimi.es

Principales cuidados para piel sensible en cara y cuerpo

Cuidados para piel sensible

Los cuidados para piel sensible deben ser especiales, adaptados a este tipo de pieles que, por su composición, necesitan de productos adaptados. En Isséimi desarrollamos nuestros propios cosméticos que, pueden ser usados por  pieles sensibles y con necesidades especiales.

Cuidados para piel sensible: cómo cuidar la piel delicada

  • El jabón es uno de los principales elementos que dañan la piel sensible, debido a que contienen fragancia y tensioactivos. SI vas a usar jabones intenta que no tengan tensioactivos y que las fragancias sean sin alérgenos o con muy pocos.
  • Es preciso revisar todos nuestros cosméticos si detectamos algún tipo de reacción. Los cosméticos que permanecen meses abiertos pueden producir reacciones y lee atentamente todos los ingredientes que contengan tus cremas y cosméticos. Por diversas causas, un producto inocuo puede provocar una reacción repentina.
  • Evita productos irritantes para tu piel. Alcohol, sodio, fragancia y tintes son cuatro de los materiales que más irritación provocan en la piel, por eso, si tienes la piel sensible debes evitarlos.
  • Una práctica imprescindible es la de probar los productos en pequeñas cantidades. Aplica una pequeña cantidad a tu piel y comprueba su reacción.
  • No olvides mantener la piel hidratada. La piel deshidratada o seca tiende a las reacciones cutáneas, por eso debes hidratar a diario tanto cuerpo como rostro con productos respetuosos.
  • La alimentación es otro de los factores clave para la piel.No olvides tomar alimentos frescos como frutas y verduras, y por supuesto hidratarte con agua. Las vitaminas A (zanahoria, espinacas o mango) y C (kiwi, tomate o pimientos verdes) son las más adecuadas para proteger la piel sensible.
  • Evidentemente protegerse del sol ayuda a mantener la piel sensible libre de un agente especialmente agresivo.
  • La relajación y el descanso también ayudan a que el estado de la piel sea el correcto. Trasnochar y factores como el estrés se reflejan de manera evidente en la piel de rostro y cuerpo.
  • Y por supuesto, los malos hábitos también dañan tu epidermis, así como las capas más profundas de tu rostro. Evita el tabaco y el alcohol y no dejes que agentes externos nocivos actúen contra tu piel.

Estos son algunos de los consejos que debes seguir en el cuidado para la piel sensible. Si es tu caso en Isséimi te ofrecemos una amplia gama de productos con los que podrás cuidar tu piel, a base de cosméticos que, por su composición, cuidan de tu salud.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR