+34 91 504 69 49 info@isseimi.es

Las causas de la piel grasa más frecuentes

Las causas de la piel grasa más frecuentes

causas de la piel grasa

La piel grasa, se caracteriza por la producción excesiva de sebo; un problema que se conoce como seborrea. Este tipo de piel es especialmente propensa al acné y suele ser más difícil de limpiar, por lo que necesita cuidados especiales. Conocer las causas de la piel grasa permite un tratamiento más adecuado para paliar sus efectos. Repasamos los principales motivos del exceso de grasa en la piel.

Causas de la piel grasa

Genética

La genética también determina nuestro tipo de piel. La secreción sebácea se controla mediante hormonas, y las respuestas de las glándulas sebáceas estas hormonas está condicionada por los genes. Según nuestros genes produciremos más o menos sebo.  SI la causa es genética la solución pasa por una rutina de cuidados adecuada al tipo de piel.

Cambios hormonales

Durante la pubertad y otros eventos vitales, las fluctuaciones hormonales pueden provocar un aumento en los niveles de andrógenos. Los andrógenos son hormonas masculinas presentes en hombres y mujeres que señalan la maduración de las glándulas sebáceas de la piel. A medida que estas glándulas maduran, aumenta la producción de sebo.

Cuando el exceso de sebo queda atrapado en el poro y se combina con células muertas de la piel y bacterias se producen todo tipo de imperfecciones como granos o puntos negros. En este caso la piel suele volver a su aspecto natural cuando cesan los cambios hormonales, como saben todos los que han pasado la adolescencia.

Estrés

El estrés hace que sudemos, así que una persona que viva con un alto nivel de estrés durante las 24 horas del día tendrá más problemas de piel grasa. El motivo de por qué sudamos cuando estamos bajo estrés no está todavía claro. Muchos expertos creen que podría ser un mecanismo evolutivo defensa. Los hombres primitivos sudaban ante una situación de peligro, haciendo que el enemigo tuviese más difícil sujetarles.

Causas ambientales

El exceso de humedad hace que la piel sude y se vuelva grasienta. Del mismo modo, la dieta influye sobre la producción de sebo. Los expertos recomiendan evitar las carnes grasas, los azucares añadidos, la harina refinada y el exceso de sal.

Envejecimiento

La piel está en constante cambio y una piel más bien seca antaño puede volverse más grasienta con el tiempo. El motivo está en cambios hormonales o ambientales. Estos cambios pueden ser reversibles.

Como ves, hay muchas causas por las que una piel puede ser o volverse grasa. En Isseimi tenemos cosméticos especialmente ideados para este tipo de pieles, como O3 Depur Ozono.

 

Author Info

Isseimi

No Comments

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR