+34 91 504 69 49 info@isseimi.es

Aplicación de ácidos para la piel, cómo actúan

Aplicación de ácidos para la piel, cómo actúan

Ácidos para la piel

Los ácidos para la piel actúan sobre la producción natural de colágeno en la piel, estimulando este proceso, además producen un efecto exfoliante que renueva las capas más profundas de la piel. Los ácidos son utilizados en la mayoría de productos anti-edad, debido a que sus efectos tienen una gran influencia sobre el envejecimiento provocado por la luz solar, las arrugas, la falta de hidratación, incluso la pérdida de elasticidad.

Existen varios ácidos capaces de actuar de diferente forma, en este post analizamos cómo actúan y cómo debemos llevar a cabo un tratamiento de este tipo.

Cómo actúan los ácidos para la piel

Una de las claves de los ácidos para la piel es que son capaces de actuar a varios niveles. Su impacto en la dermis es tan evidente como el que se produce en la epidermis, esto se consigue al estimular la exfoliación de las células epidérmicas en el estrato córneo, interfiriendo en los enlaces de las células, con el fin de eliminar las células más antiguas que, con el paso del tiempo, estropean la imagen general de la piel en sus capas exteriores.

Además de actuar contra las células de mayor edad, esta serie de ácidos logran hidratar de manera profunda la piel, proporcionando una elasticidad que difícilmente se consigue con otros productos. Otro de los resultados es la eliminación de las manchas, favoreciendo la uniformidad en el tono de piel.

Cómo aplicar un tratamiento de ácidos

En realidad, el tratamiento para optimizar la acción de los ácidos debe ser muy concreta, llevando a cabo un proceso adecuado a cada tipo de piel, en cualquier caso, es conveniente seguir una serie de recomendaciones comunes al tratamiento con ácidos para la piel.

  • Es recomendable aplicar el ácido durante la noche, de esta manera el ácido podrá actuar mientras dormimos.
  • Las dosis deben venir determinadas por un especialista. Las pieles grasas pueden resistir concentraciones más altas.
  • En el caso del contorno de ojos, es imprescindible utilizar un producto con una concentración muy suave.
  • Si las concentraciones son superiores al 20% podemos sentir un ligero picor en la piel, así que si vas a utilizar este tipo de ácido es mejor que vayas acostumbrando a tu piel poco a poco, aumentando las dosis.

Estos son algunos consejos acerca de los ácidos para la piel y su aplicación. En Isséimi hemos desarrollado nuestra propia gama de ácidos que incluyen glicólico, láctico, kójico, mandélico y pirúvico. Todos ellos han sido desarrollados en nuestros propios laboratorios de investigación cosmética.

 

 

Author Info

Isseimi

No Comments

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR